Decoración sostenible para tu hogar

El gran deterioro que está sufriendo el planeta y la gran contaminación que asola a nuestro país en particular hace que cada vez haya más preocupación por el medio ambiente. Pero no solo a nivel global, sino también a nivel doméstico.

En la actualidad existen numerosas normativas sobre la contaminación y el consumo de energía a nivel doméstico. Esto nos ha concienciado mucho y cada vez nos fijamos más en el reciclaje, en el consumo de energía o en la etiqueta energética de un electrodoméstico.

Con todo esto, buscamos casas cada vez más ecológicas y sostenibles. Uno de los aspectos más revolucionarios para conseguir esto es la decoración sostenible.

 

Exteriores sostenibles

Antes de fijarnos en la decoración del interior de una vivienda hay que prestar atención al exterior, a la arquitectura sostenible. Se podrá decir que una fachada respeta el medio ambiente si:

  • Los recursos naturales del entorno son aprovechados de manera óptima: Para conseguir esto es básico saber la localización de la vivienda (zona fría o cálida) o la orientación (mejor la orientación sur).
  • Materiales ecológicos y técnicas de construcción sostenibles
  • Empleo eficiente y sostenible de la energía: Esto se conseguirá gracias al uso de energía renovable (placas solares,, aerogeneradores, molinos de agua…), así como sistemas de ventilación naturales, aislamiento térmico y acústico con lana de roca…

Si se cumplen estos requisitos, y por tanto la certificación de casa pasiva, podemos ahorrar entre un 70% y un 90% del consumo de energía en comparación con una vivienda tradicional.

Una vez tengamos un exterior sostenible, veamos cómo podemos mejorar el interior con una decoración sostenible.

 

Muebles de madera certificada

Uno de los materiales naturales por excelencia es la madera maciza. Si elegimos este tipo de material deberemos procurar que sea madera reciclada o certificada.

Toda la madera que usamos en Woodies cumple con las certificaciones PEFC y FSC.

Pintura no tóxica

Puede que no lo sepas, pero en las pinturas industriales existen materiales orgánicos volátiles que, cuando se secan, liberan al aire sustancias químicas dañinas.

Por ello es bueno elegir pinturas ecológicas que no poseen este tipo de compuestos.

Todos los muebles que salen de nuestro taller están realizados con barnices y pinturas con base al agua, respetuosos con el medio ambiente. Por eso nuestros muebles sólo huelen a lo que deberían oler todos los muebles: madera.

 

Vidrio reciclado

Para fabricar este tipo de vidrio se usa un 26% menos de energía y un 40% menos de agua.

Con vidrio 100% reciclado se fabrica la Obsidiana, una superficie decorativa que se usa para revestimientos, encimeras de cocina y baño, lavabos y bañeras. Este nuevo material, reciclado, reciclable y resistente, tiene un acabado que imita a la piedra natural. Para producirla se usa agua reciclada y energías renovables.

 

Iluminación inteligente

En iluminar una vivienda se gasta el 25% de la factura de electricidad. Conseguir ahorrar en este aspecto no sólo nos reportará un ahorro económico, sino también un ahorro en contaminación.

Los sistemas de iluminación inteligente no solo se pueden controlar de manera remota sino que posibilitan un uso eficiente de la iluminación, adaptándolo a aspectos como la cantidad de luz natural, la hora del día, la persona que entra en la estancia…

 

Tejidos eco

El algodón orgánico y el lino están a la cabeza de los textiles sostenibles. Se pueden usar en cortinas, alfombras, tapizados, toallas y ropa de cama. Ambos son biodegradables, renovables y reciclables.

  

 

Piedras naturales muy responsables

Si vas a cambiar revestimientos o la encimera de la cocina, es bueno elegir piedras sinterizadas.

 

Di no al plástico

El plástico no es un material muy sostenible y seguro que en tu vivienda hay montones de cosas de plástico. Si no puedes evitarlo, intenta que sea lo más sostenible posible.

Tendencia raw

Ventajas de las viviendas de madera

Cada día somos más conscientes de las ventajas de las viviendas de madera. En la actualidad, se le da una gran importancia a la reducción del consumo y del uso de energías renovables.

Las viviendas de madera aúnan ambos objetivos dentro de sus ventajas. En este artículo te contamos todo lo que necesitas saber sobre ellas.

Las viviendas de madera

Un aspecto a tener en cuenta antes de empezar a hablar de las ventajas de este tipo de viviendas hay que saber que hay muchas maneras diferentes de construir una casa de madera, así como muchas calidades diferentes. De todo esto dependen las ventajas de cada vivienda de madera.

En este artículo vamos a hablar de las ventajas de las viviendas inmuebles de madera.

 

Ventajas de las viviendas de madera

La madera es capaz de regular la humedad del ambiente de manera natural. Dentro de este tipo de viviendas la humedad es mucho más segura para nuestra salud. La vivienda deberá estar elevada del suelo y con una buena cimentación, con un correcto aislamiento.

● Confort y tranquilidad: La madera nos transmite una sensación de bienestar y tranquilidad. La madera nos aísla acústicamente, con lo que descansaremos mejor. Como transmite mal el calor, la temperatura interior se mantendrá más estable. De la misma manera, el calor del exterior en verano tampoco podrá entrar. Este hecho hará que usemos menos energía en calentar o enfriar nuestra vivienda, con la reducción en la factura de energía que eso conllevará.

 

Más eficientes: Como hemos comentado, tendremos un menor gasto de calefacción y aire acondicionado. Si a este aislamiento de la madera le añadimos ventanas con poco puente térmico, un buen aislamiento en el tejado y los suelos y la energía que consumirá la vivienda será muy pequeña, por lo que tendrán una gran eficiencia energética. Cuanta más eficiencia, menor consumo anual de la vivienda.

Sostenibles y ecológicas: Vivimos en un mundo con una gran contaminación, lo cual ha conllevado la puesta en marcha de duras medidas sobre el consumo energético y la contaminación. Con las viviendas de madera estaremos contribuyendo a reducir la contaminación y el consumo de energía. Transformar la madera desde el árbol hasta el tronco de la vivienda o los muebles no requiere casi de energía y produce menos gases contaminantes.

Es cierto que se puede pensar que, al talar árboles, no estamos contribuyendo a la sostenibilidad del planeta. Sin embargo, una tala controlada y una correcta replantación significa regenerar el bosque y por tanto cuidarlo. Esto pasará siempre que la tala sea controlada y no salvaje, como la que se puede dar en el Amazonas.

Personalizables y precisas: Las viviendas de madera se pueden personalizar y diseñar a nuestro gusto. No debemos tener un modelo estándar, sino que tendremos una vivienda única. Nuestra vivienda aún no está hecha por lo que la podemos diseñar y construir a nuestro gusto. Los troncos de madera se pueden cortar a nuestro gusto y con una medidas precisas, por lo que nuestra vivienda estará adaptada totalmente a nuestro diseño.

 

● Más económicas: Pese a que la madera es, en comparación con otros materiales como el ladrillo, más cara, lo cierto es que este tipo de viviendas resulta más barata. Esto se debe, por un lado, a que parte de la construcción de la vivienda se realiza en la fábrica con el corte de los troncos mediante máquinas especializadas para luego ser ensambladas en la obra, reduciendo el tiempo de construcción en comparación con el de una vivienda tradicional. Esto posibilita que un inmueble de madera pueda construirse en unos 30 días, mientras que uno tradicional puede tardar, como mínimo, seis meses. Por otro lado, se requiere menos mano de obra por lo que los costes se reducirán también en este sentido.

● Casas antisísmicas: La madera es muy flexible por lo que es una gran elección anti terremotos. La flexibilidad le posibilita absorber y disipar la energía producida en un terremoto. En otras palabras, una casa de madera se desplaza, se mueve en un conjunto y vuelve a su sitio tras el terremoto.

● Larga vida útil: Se puede pensar que las viviendas de madera duran poco. Sin embargo, esto se debe a que la gente no sabe mucho acerca de este tipo de viviendas. Cuando se ve una casa de madera deteriorada nos creemos que es porque la madera no dura, y no porque sea un inmueble mal construido. Sin embargo, una vivienda de madera bien construida puede durar muchos años, aguantando cualquier tipo de inclemencia temporal.

  

Cómo reutilizar ventanas antiguas

¿Tus ventanas ya no cierran o están desvencijadas? En Woodies nos encantan los viejos marcos de madera, que aportan ese toque de calidez de las típicas casas rústicas. Si quieres aprender a reutilizar ventanas antiguas de la forma más original posible, te proponemos las ideas más originales para hacerlo. Sólo necesitas creatividad, pintura y un poco de tiempo.

Tus antiguos cerramientos de madera pueden servir tanto para funciones decorativas como prácticas. Las ventanas antiguas pueden servir como espejos, colgadores, etc. El límite lo pone tu imaginación, nosotros te damos algunas ideas decorativas para que tu hogar adquiera ese toque vintage que está tan de moda.

Cabecero rústico

Tu cama adquirirá un toque elegante y muy original con las ventanas reconvertidas en cabeceros. Puedes optar por dejar el color de la madera original, siempre decapando antes la superficie o por utilizar colores sobre la madera (blancos o colores intensos).

Otra forma de decorar el cabecero es utilizando tejidos coloridos para cubrir los espacios entre los huecos de la ventana. CONSEJO: Aprovecha para combinar estos tejidos con las tonalidades de tu cuarto o para crear un contraste llamativo.

Reutilizar ventanas antiguas como estantería o librería

Puedes utilizar las separaciones de la ventana o puerta con cristales para colocar baldas que cuelguen o soporten pequeños objetos (fotos, tarros, libros, etc.) Este tipo de mueble puede servirte como elemento auxiliar en el baño o en tu dormitorio.

Es la mejor forma de tenerlo todo ordenado empleando muy poco espacio. Para ganar amplitud en las estancias, aprovecha y pinta la estructura en tonos blancos o pastel, que además, aportan luminosidad.

Para decoración de salón o sala de estar

En vez de optar por decorar con cuadros, espejos o flores, ¿por qué no hacerlo con ventanas antiguas? Puedes barnizarlas o pintarlas en consonancia al resto del salón o de la sala de estar en la que la incluyas.

CONSEJO: Si no se te da bien la pintura, puedes optar por utilizar una solución mucho más sencilla: las fotografías. Imprime fotos al tamaño de cada uno de los paneles y sujétalas con cinta adhesiva en la parte posterior. O si no, puedes poner láminas oscuras en los espacios y sobre ellas, a modo de pizarra, situar las fotos.

Como espejo de interior

Puedes optar por eliminar o no las antiguas divisiones de la ventana para poder incluir en ella uno o varios espejos en su interior. Una vez restaurada la ventana (decapada, pintada, o simplemente barnizada), puedes colocarla en la pared de cualquiera de tus estancias (para dar mayor amplitud) o encima de alguna mesa o mueble a modo de aparador o cómoda con espejo.

Mercado de las Pulgas, antigüedades y diseño en París

Lo retro está de moda. Reciclar pequeños elementos del pasado en tu decoración hará que tus estancias tengan ese punto vintage que rompa con la melancolía. Es por eso que los mercados de antigüedades están más de moda que nunca, sobre todo el Mercado de las Pulgas.

Hoy conocemos uno de los puntos clave en compra y venta de productos y muebles antiguos más famosos del mundo.

Aunque existen importantes mercados de antigüedades en diversas ciudades europeas, el Mercado de las Pulgas (Marché Aux Puces), situado en Saint Ouen al norte de la ciudad de París, es el más grande del mundo. Una visita obligada si viajas a la Ciudad de la Luz.

Origen del Mercado de las Pulgas

Este curioso mercado se creó a finales del siglo XIX, cuando los traperos, chamarileros, gitanos y todo tipo de vendedores provenientes de Europa central se establecieron en la zona norte de París, fuera de la muralla de la ciudad y al margen de sus excesivos impuestos.

En los primeros años, el mercado era poco más que un reducto de traperos que vendían lo que encontraban durante el día para poder ganarse la vida. Poco a poco los vendedores deciden asociarse y se va creando un auténtico Marché Aux Puces, que en 1885 ya contaba con más de 130 puestos.

Tal es el éxito que va alcanzando, que la ciudad de Saint Ouen decidió mejorar la seguridad y llevar a cabo la rehabilitación de la zona: realizando obras, pavimentando las calles y creando horarios comerciales fijos. Van apareciendo los distintos mercados que lo forman actualmente: el Marché des Rosiers, Marché Paul Bert, Marché Malassis, Vernaison, Malik o Biron, entre otros.

Su estilo entre bohemio y ecléctico ha atraído desde entonces a multitud de artistas, que han encontrado entre sus calles un lugar de inspiración para sus obras. Se sabe que Picasso solía paseas por el mercado y más actualmente, sirvió como escenario para la película “Medianoche en París” de Woody Allen.

El Mercado de las Pulgas en la actualidad

Un plano a sus puertas indica al visitante su anárquico desarrollo urbanístico resultado de su crecimiento descontrolado. Cada zona está especializada en un producto: antigüedades, ropa, joyas, muebles, libros, etc.

Actualmente, el Mercado de las Pulgas está compuesto por 13 mercados repartidos en 7 hectáreas y en el trabajan más de 2000 comerciantes. A pesar del gran número de mercados, los más destacados para los amantes de la decoración y el mobiliario son los siguientes:

Decoración y antigüedades

Si te gustan los anticuarios, no debes perderte dos de los mercados más famosos, situados en la Rue des Rosiers: El Marché Vernaison (el más antiguo) y Marché Biron. Estos dos mercados suman más de 500 puestos en donde se puede encontrar todo tipo de mesas y sillas rococó, lámparas art decó y objetos decorativos de la más rara índole.

Sus casetas prefabricadas y sus laberínticas calles, aportan a esta zona un aspecto más similar a las favelas brasileñas que a la imagen típica que asemejamos a un mercado.

Mobiliario de época y arte

Frente al caos de los dos mercados anteriores, la Galería Dauphine dentro del Mercado de las Pulgas, posee un aspecto moderno e innovador, gracias a sus locales espaciosos y fáciles de recorrer. En sus dos plantas podemos encontrar todo tipo de tiendas: de ropa vintage o de alta costura, de postales, de muñecas, de carteles, de cromos, etc.

De diseño

Si lo tuyo es el diseño puro, no podrás olvidar el Marché Paul Bert Serpette, con más de 220 puestos y de construcciones irregulares. Desde sofás Chester a sillas Panton, todo lo que imagines puede estar aquí.

Datos de interés

Dirección: 130-140 Rue des Rosiers 93400 Saint Ouen (París).

Metro: Línea 4, parada Porte de Clignancourt o Línea 13, parada Garibaldi.

Horarios: Los sábados (de 9 a 18 horas), domingos (de 10 a 18 horas) y lunes (de 10 a 17 horas).

Punto de información del Mercado de las Pulgas: 7 Impasse Simon – 93400 Saint Ouen (París).

Mercados:

  • Marché Antica: De objetos de decoración.
  • Marché Jules Vallès: Objetos insólitos, armas, artículos militares, libros y discos.
  • Marché Malassis: Artículos de mobiliario y decoración y objetos del siglo XX.
  • Marché Malik: Ropa de marca y deportiva.
  • Marché Cambo: Muebles.
  • Marché de l’Entrepôt: Mobiliario de gran tamaño y artículos de segunda mano.
  • Marché Paul Bert Serpette: Piezas de diseño.
  • Marché Dauphine: Muebles de época, arte, libreros y artesanos.
  • Marché des Rues: Ropa de segunda mano, libros antiguos y todo tipo de piezas vintage.
  • Marché Vernaison: Antigüedades.
  • Marchés L’Usina y Lécuyer: Sólo para profesionales.
  • Marché Biron: Antigüedades.
  • Marché Le Passage: Objetos originales, porcelanas, mobiliario, pinturas y adornos.
  • Marché Django Rinhardt: Con una escuela de jazz, un estudio de grabación y sala de conciertos.

Precio: Entrada gratuita

Web: www.marcheauxpuces-saintouen.com