Cocinas abiertas al salón

Cocinas abiertas al salón

 

Las cocinas abiertas al salón son una solución perfecta para espacios pequeños, ya que la ausencia de paredes aporta mayor luminosidad y amplitud.

Pero el concepto abierto funciona también en grandes cocinas de ensueño con las que todos hemos fantaseado en alguna ocasión.

En Woodies te mostramos ideas para que diseñes tu propia cocina abierta al salón.

 

El encanto de las barras de madera

Las barras de madera se caracterizan por ser mesas altas y alargadas en las que se pueden improvisar desayunos sin necesidad de utilizar la mesa del comedor. Pueden incluir espacio de almacenaje y son el elemento perfecto para delimitar la cocina.

Las barras de obra ahorran metros de espacio cuando incluyen baldas, puertas o cajones, como en este ejemplo en el que la madera se refuerza con el carácter rústico de la viga y la columna estructural.

Una solución práctica en espacios reducidos consiste en incluir una pequeña barra para dos comensales.

 

El protagonismo de la mesa de madera

La mesa de madera es la protagonista que jamás pasa de moda en una cocina, y cuyo diseño evoluciona a lo largo del tiempo. Al estilo de la propia mesa hay que sumar el de las sillas que la rodean.

Esta combinación determinará que el conjunto sea más informal o clásico, como puedes leer en este artículo en el que compartimos contigo ideas para elegir las sillas.

 

Cocinas pequeñas abiertas al salón

Las cocinas pequeñas no tienen que renunciar al concepto abierto. Es más, se benefician de él al conseguir más luz y superficie útil.

Una solución fácil y funcional consiste en limitar la altura de la pared de separación. De este modo se puede combinar la cocina y el salón ganando en luminosidad, al mismo tiempo que se dividen los espacios.

En cocinas alargadas, el problema del espacio se puede resolver de forma horizontal. La zona de trabajo se extiende y se transforma en una mesa gracias a una solución de obra realizada en madera.

 

Separadas con puertas correderas

Las puertas correderas de cristal separan los ambientes permitiendo que la luz siga fluyendo entre ambos. Esta elección es perfecta para quienes quieren disfrutar de este espacio abierto sin preocuparse por problemas de humos y olores.

Si te encanta este concepto pero también quieres preservar la privacidad, opta por puertas correderas de madera que aislarán la zona de la cocina cuando lo consideres conveniente.

 

La isla como elemento central

La isla delimita los espacios y pone el punto chic en las cocinas abiertas al salón. Rodeadas de taburetes son perfectas para improvisar un picoteo informal o para charlar alrededor de los fogones.

Sólo tienen una pega: necesitarás de un espacio amplio para poder incorporarlas.

 

La originalidad del banco de madera

El banco de madera es el mueble en auge que despunta por su versatilidad. En las cocinas aporta un toque original y un punto rústico cuando se combina con mesas de madera.

Como se ve en los ejemplos, este tándem funciona muy bien en todos los estilos: añadiendo calidez en cocinas blancas y subrayando el estilo rústico de cocinas que apuestan por la madera en todo su conjunto.

 

Si siempre has soñado con una cocina abierta al salón, en Woodies creamos muebles de madera a medida para que hagas realidad tu sueño. Contáctanos y solicita presupuesto sin compromiso.

Sin comentarios

Dejar un comentario

Your email address will not be published.