Lofts: trucos para separar un dormitorio del salón

Lofts: trucos para separar un dormitorio del salón

Los lofts son espacios diáfanos en los que conviven las diferentes habitaciones de una casa. Un concepto abierto muy de moda en la actualidad.

Importados de Nueva York, constituyen un tipo de vivienda con carácter propio y una personalidad que se adapta a todo tipo de estilos, independientemente de su originario toque industrial.

El principal inconveniente que plantean los lofts es el problema de privacidad o la separación estética entre los diferentes ambientes.

En Woodies te mostramos diferentes trucos para separar un dormitorio del salón mediante diferentes elementos: desde los más sencillos o móviles hasta los de estructura más compleja.

 

 

 

Biombos

Los biombos son los accesorios básicos para separar ambientes en un loft porque son piezas móviles.

Además de ser fáciles de transportar, ocupan poco espacio cuando están plegados. Al fin y al cabo, en un loft es el propietario quien determina cuando quiere mayor privacidad, y esta es una forma sencilla de obtenerla.

Los biombos aportan otra ventaja y es que se adaptan a todos los estilos decorativos.

Pueden ser románticos con decoración de flores sobre madera blanca decapada.

O de diseño actual formados por piezas más finas que permiten diseñar formas sinuosas y dinámicas para separar el dormitorio.

 

Estanterías

Las estanterías separan los espacios y ejercen una función extra de almacenaje, algo a tener en cuenta en un espacio diáfano que no cuenta con paredes ni armarios empotrados.

La orientación de las estanterías definirá la separación de los espacios en el loft, situándola a los pies de la cama o en un lateral.

Asimismo, el diseño también influirá en la estética global del loft. En color blanco se funde visualmente con las vigas y los textiles de la cama sin que visualmente se perciba una separación brusca del espacio consiguiendo un total white luminoso.

La combinación de diferentes tonalidades de madera en la estantería da lugar a un diseño elegante y muy actual.

 

Puertas correderas

Las puertas correderas de madera son otra solución para separar el dormitorio del salón en el loft mediante diferentes estructuras.

Con láminas de madera finas y elegantes se despliegan acentuando la sensación de verticalidad.

De factura más rústica con hojas de madera en tonalidad oscura se superponen de forma tradicional.

Y finalmente con una estructura modular a medio camino entre las puertas correderas y las estructuras fijas que veremos a continuación. Con la excepción de que estas son móviles y pueden voltearse para regular el nivel de privacidad.

 

Paneles

Los paneles anclados en el suelo son separadores que simulan falsos muros, pero que también tienen un claro objetivo decorativo. Son amplios murales donde se pueden colgar fotografías, cuadros, láminas… por lo que tienen un gran potencial para personalizar la decoración del loft.

Por otro lado, también se puede convertir en sí mismo en la pieza principal gráfica del loft con una ilustración o fotografía que domine el espacio con su presencia.

 

Los lofts son espacios vivos que permiten volcar tu creatividad para personalizarlos a tu gusto. Las estanterías de madera son una opción estética y práctica que te ayudará a separar el dormitorio del salón al mismo tiempo que facilita almacenaje extra.

En Woodies creamos estanterías a medida con las dimensiones que necesites y en el acabado que prefieras. Elige la tuya.

 

Sin comentarios

Dejar un comentario

Your email address will not be published.