Ideas de decoración con pared de piedra o ladrillo

Ideas de decoración con pared de piedra o ladrillo

Las piedra y el ladrillo visto aportan una textura genuina e irregular a las paredes. Este acabado encaja a la perfección con dos de los estilos más demandados en interiorismo: el rústico y el industrial.

Ambos estilos tienen estéticas diferentes pero comparten un nexo en común: combinan a la perfección con los muebles de madera.

Por otro lado, las paredes de piedra y de ladrillo visto logran resultados visuales diferentes dependiendo del color, del acabado y del protagonismo que tenga en la estancia, como veremos a continuación.

¿Quieres personalizar una pared de tu salón con estos materiales? ¿O tienes el lujo de disfrutar de una pared de ladrillo o de piedra recuperada en tu propia vivienda?

En Woodies te mostramos ideas para que integres estas superficies y dar un toque clásico a la par que contemporáneo a tu hogar.

 

 

Paredes de piedra

La personalidad de esta pared viene determinada por el color, el tamaño y la forma del material. Y, por supuesto, de los muebles y textiles que resaltarán aún más la peculiaridad de la veta o que crearán ambientes más neutros.

Una forma colorida y actual de integrar la pared de piedra consiste en elegir uno de los matices y acentuarlo en los objetos decorativos, como en este ejemplo que resalta el amarillo y el ocre.

O crear un ambiente de tonos marrones con la ayuda del mobiliario y una maravillosa mesa de comedor de madera.

Las paredes de piedra son el marco perfecto para instalar chimeneas tradicionales o chimeneas de bioetanol con un toque muy actual.

 

 

Pared de ladrillo

Las paredes de ladrillo blanco son luminosas y restan dureza a la propia textura del material. Sin duda es la mejor elección si quieres disfrutar de esta tendencia en interiorismo en su línea más suave.

De hecho, el ladrillo blanco es uno de los más demandados por la serenidad y elegancia que transmite.

Si lo prefieres en su estado más puro y rojizo pero no quieres saturar la estancia, instálalo en una sola pared.

Esta le dará el contrapunto rústico o industrial en función de la estructura de la vivienda y del mobiliario.

En este sentido, los muebles de madera en todas su formas, ya sean mesas, encimeras de baño, bancos o estanterías, son el complemento perfecto para estancias con este tipo de pared.

Ve un paso más allá y píntalo en una tonalidad que rompa con el color natural del ladrillo. Esta tendencia decorativa permite incluir el ladrillo visto disfrutando de la textura original pero según tus propios gustos estéticos.

 

 

Las texturas en papel pintado

Una de las alternativas más sencillas para transformar tus paredes sin necesidad de realizar obras es el uso del papel pintado.

Con una aplicación sencilla y rápida puedes cambiar por completo el salón o incluso la cocina.

 

 

Las paredes de piedra o de ladrillo visto tienen el encanto de ser únicas porque cada una destaca por su color y textura.

Y esta es una cualidad que comparten con nuestros muebles de madera, porque que en Woodies creamos cada pieza a mano con las medidas y los acabados que elijas.

Visita nuestra web y solicita presupuesto sin compromiso del mueble que más te guste.

Sin comentarios

Dejar un comentario

Your email address will not be published.