Espejos redondos, tendencia en decoración

Espejos redondos, tendencia en decoración

Decorar con espejos redondos es tendencia. Esta forma elegante y circular regresa desde los años 50 para dar un toque vintage a baños, dormitorios, salones, recibidores…

Y es que si algo caracteriza a estos espejos de línea dinámica es su versatilidad para encontrar su hueco en cada habitación.

Los espejos son accesorios funcionales pero su potencial se ha revalorizado en interiorismo por su capacidad para dar sensación de amplitud y de profundidad a las estancias.

Además, vas a encontrar modelos diferentes en tamaño, en estilo y en materiales que te permitirán personalizar cada habitación según tus propios gustos.

Otra opción es combinar varios de ellos para conseguir un efecto estético único.

En Woodies compartimos contigo ideas que te servirán de inspiración para decorar con esta tendencia redonda.

 

 

 

Espejos redondos en recibidores

Vamos a comenzar el recorrido decorativo por la entrada principal de la casa.

Los espejos en los recibidores tienen la virtud de ampliar este espacio que tiende a ser reducido en la mayoría de los hogares.

Una tendencia muy extendida consiste en combinar los espejos con bancos de madera y pocos accesorios decorativos: a lo sumo unos libros, un jarrón con flores, pequeñas esculturas y bandejas o cuencos para depositar las llaves al llegar a casa.

Las lámparas de fibras naturales también están de moda, por lo que en este ejemplo puedes ver cómo aunar diferentes tendencias con un resultado armonioso.

El espejo redondo llevado a su máximo tamaño aporta sensación de profundidad y de continuidad al reflejar las habitaciones contiguas.

No dudes en combinar varios espejos para personalizar un rincón. Busca el equilibrio visual entre las diferentes piezas que conforman el conjunto, incluida la mesa de madera y los accesorios.

 

 

Espejos redondos en baños

Las líneas minimalistas de estos espejos encajan a la perfección en baños rústicos independientemente del material. De hecho, la combinación entre madera y metal es un binomio que funciona muy bien.

De nuevo vemos el juego que los dobles espejos pueden ofrecer, aunque este caso es para complementar cada lavabo consiguiendo una simetría atractiva.

Para decorar baños rústicos apuesta por los detalles de madera en escaleras, bandejas de baño, sillas, y en fibras naturales para alfombras y cestas.

 

Espejos redondos en salones y dormitorios

Continuando nuestra visita por el resto de la vivienda, vemos que los espejos redondos están presentes en todas las estancias sin excepción.

Los grandes espejos son los que se llevan el protagonismo en decoración actualmente, además de captar todas las miradas.

La forma en que reflejan la luz y aumentan visualmente la estancia es una de sus mayores cualidades, además de la funcional y la decorativa.

No obstante, los espejos de gran tamaño son más adecuados para habitaciones grandes o para buscar un efecto estético muy concreto.

En un espacio más recogido y situado sobre un mueble auxiliar en el salón, un tamaño mediano resulta más equilibrado en su conjunto.

El banco de madera es una solución perfecta como almacenaje alrededor del sofá con un diseño de líneas sencillas.

 

 

Los espejos redondos están de moda con sus líneas puras, dinámicas y elegantes. Encajan en todas las estancias y combinan muy bien con muebles de madera.

En Woodies te proponemos que personalices tu propio rincón con un espejo de actualidad y bancos de madera hechos a mano que jamás pasan de moda.

 

 

Sin comentarios

Dejar un comentario

Your email address will not be published.