Decoración en blanco, luminosidad y amplitud

Decoración en blanco, luminosidad y amplitud

La decoración que gira en torno al color blanco o total white es el sello de identidad del estilo nórdico que ha traspasado fronteras para conquistar la estética de hogares en todo el mundo.

El color blanco está presente en techos, paredes, pavimentos, textiles, muebles y accesorios decorativos transmitiendo amplitud, luminosidad, expansión, pureza, relax…

Todas estas cualidades asociadas al blanco como color protagonista se refuerzan con el uso de materiales naturales como la madera, el algodón, el lino y el mimbre.

En Woodies te presentamos ideas de decoración en blanco potenciadas por la pureza de la madera natural.

 

 

Decoración en blanco en recibidores

Los recibidores parecen más amplios y se llenan de luz cuando se elige el color blanco como tono principal.

Este espacio es la tarjeta de presentación de la vivienda y, por norma general, suelen tener dimensiones reducidas.

El color blanco amplía ópticamente la antesala del hogar y lo inunda de luz consiguiendo que parezca más grande.

El uso de los espejos de forma estratégica también ayuda a ampliar la percepción del espacio, multiplicando el efecto visual de este color.

Los bancos de madera son elementos funcionales y decorativos que aportan calidez a la entrada del hogar, sobre todo si se acompañan de otros materiales naturales como el mimbre, el bambú y el algodón.

 

 

Decoración en blanco en comedores

Elegir el color blanco como eje sobre el que gira la estética del comedor da como resultado diferentes ambientes en función del mobiliario y de las lámparas que completen la estancia.

En estos tres ejemplos puedes comprobar cómo el uso del blanco crea tres comedores de estilos diferentes aunque partan del mismo color de base.

El estilo rústico se refuerza con la robusta mesa de comedor de madera y una pared de ladrillo.

Las lámparas metálicas incluyen sutilmente un toque industrial combinado con elegancia con el resto del mobiliario.

La elección de madera como el material principal en mesa y sillas de comedor consigue un ambiente liviano que armoniza con la luminosidad del color blanco.

 

 

Decoración en blanco en salones

El color blanco en salones funciona muy bien con pinceladas de color verde de las plantas naturales. Éstas rompen la monocromía sin estridencias, manteniendo la armonía de la habitación.

De nuevo, las mesas y los bancos de madera son complementos perfectos ante sofás y sillones de tapicería clara.

En concreto, las mesas de centro estrechas de madera resultan funcionales al mismo tiempo que permiten aprovechar el espacio en el salón.

 

 

Decoración en blanco en dormitorios

Si hay una habitación en la casa asociada al relax, esa es sin duda el dormitorio. El blanco cubre las camas y los suelos con textiles blancos que invitan al descanso.

Las mesitas de noche de madera se pueden situar a ambos lados de la cama si te gusta la simetría de los dormitorios clásicos, o solo a un lado para conseguir un resultado más actual.

La versatilidad de los bancos de madera queda de manifiesto también en los dormitorios. Como vemos en estos ejemplos, constituyen un accesorio perfecto para situarlos a los pies de la cama aportando una nota rústica.

 

 

En Woodies creamos artesanalmente muebles de madera a medida que potencian la luminosidad de la decoración en blanco.

Descúbrelos en nuestra tienda online.

 

Sin comentarios

Dejar un comentario

Your email address will not be published.