Cómo tener tu propio chill out en casa

Cómo tener tu propio chill out en casa

Tener un rincón especial en casa es perfecto para desconectar del trabajo y tener tu momento especial; para tomar un café, para leer un libro o para practicar yoga, ¡para nosotros, es imprescindible! Este espacio no tiene por qué ser especialmente grande, y además, puede ser un espacio compartido con la terraza o el salón. Lo importante es que sea un sitio iluminado y decorado a tu gusto, para que transmita paz. Este rincón es nuestro chill out personal. En este post te damos las claves para que crees el tuyo con Woodies, ¡sigue leyendo!

 

Chill out en casa

Si te sientes más protegida dentro de casa, ¿por qué no acondicionar una esquina de tu salón para un chill out acogedor? Solo necesitarás un colchón, cojines y una alfombra mullida. Consejo Woodies: coloca plantas o flores de colores pastel y conseguirás una atmósfera diferente y natural. Nosotros tenemos nuestro recibidor Ibiza con velas, para crear un ambiente más relajante por la noche. Si te gustan las velas, utiliza las perfumadas, ¡de vainilla o fresas!

Chill out en la terraza

¿Prefieres el sol y el aire fresco para tu momento de paz? Instala tu chill out casero en la terraza o jardín pero con cuidado, debe estar siempre para un techo que proteja tus muebles de la lluvia. Para las terrazas, nosotros aconsejamos crear un espacio plegado de cojines de colores. Complétalo con banquetas de madera envejecida y alfombras de esparto. En el jardín, es más fácil colocar plantas, por lo que puedes crear un pequeño jardín en tus paredes. Para la terraza, nosotros colocaríamos nuestra mesa de centro cottage para tener un apoyo que encaje con el resto de la decoración. Nuestra mesa en madera envejecida va genial para espacios al aire libre.

Colores para tu chill out en casa

Los colores son una parte muy importante, ya que afecta directamente a nuestros sentimientos y estados de ánimo. Colores blancos, cremas o pastel invitan a la relajación. Debes evitar colores fuertes o estridentes, además de combinar muchos tipos diferentes de colores. Lo ideal sería utilizar el blanco de base y agregar un poco de color en los cojines o la alfombra. Cuidado con las texturas: si juegas con demasiadas, puedes acabar muy cansada. Colores planos y diseños sencillos son claves.

Extras para tu chill out

¿Tienes chimenea? Entonces, coloca tu rincón cerca de ella: en invierno te llenará de calor y será mucho más acogedor, además de aportar luz. Ten siempre a mano mantas o cubiertas, para cubrir los cojines o tu propio cuerpo; además, darán más color a la composición. Si tienes poco espacio como nosotros, ¡sigue este consejo! Un banco en madera con hueco en su asiento para guardar cojines, mantas y libros: aprovecharás más el espacio y lo tendrás todo recogido.

Sin comentarios

Dejar un comentario

Your email address will not be published.