Cómo reutilizar ventanas antiguas

Cómo reutilizar ventanas antiguas

¿Tus ventanas ya no cierran o están desvencijadas? En Woodies nos encantan los viejos marcos de madera, que aportan ese toque de calidez de las típicas casas rústicas. Si quieres aprender a reutilizar ventanas antiguas de la forma más original posible, te proponemos las ideas más originales para hacerlo. Sólo necesitas creatividad, pintura y un poco de tiempo.

Tus antiguos cerramientos de madera pueden servir tanto para funciones decorativas como prácticas. Las ventanas antiguas pueden servir como espejos, colgadores, etc. El límite lo pone tu imaginación, nosotros te damos algunas ideas decorativas para que tu hogar adquiera ese toque vintage que está tan de moda.

Cabecero rústico

Tu cama adquirirá un toque elegante y muy original con las ventanas reconvertidas en cabeceros. Puedes optar por dejar el color de la madera original, siempre decapando antes la superficie o por utilizar colores sobre la madera (blancos o colores intensos).

Otra forma de decorar el cabecero es utilizando tejidos coloridos para cubrir los espacios entre los huecos de la ventana. CONSEJO: Aprovecha para combinar estos tejidos con las tonalidades de tu cuarto o para crear un contraste llamativo.

Reutilizar ventanas antiguas como estantería o librería

Puedes utilizar las separaciones de la ventana o puerta con cristales para colocar baldas que cuelguen o soporten pequeños objetos (fotos, tarros, libros, etc.) Este tipo de mueble puede servirte como elemento auxiliar en el baño o en tu dormitorio.

Es la mejor forma de tenerlo todo ordenado empleando muy poco espacio. Para ganar amplitud en las estancias, aprovecha y pinta la estructura en tonos blancos o pastel, que además, aportan luminosidad.

Para decoración de salón o sala de estar

En vez de optar por decorar con cuadros, espejos o flores, ¿por qué no hacerlo con ventanas antiguas? Puedes barnizarlas o pintarlas en consonancia al resto del salón o de la sala de estar en la que la incluyas.

CONSEJO: Si no se te da bien la pintura, puedes optar por utilizar una solución mucho más sencilla: las fotografías. Imprime fotos al tamaño de cada uno de los paneles y sujétalas con cinta adhesiva en la parte posterior. O si no, puedes poner láminas oscuras en los espacios y sobre ellas, a modo de pizarra, situar las fotos.

Como espejo de interior

Puedes optar por eliminar o no las antiguas divisiones de la ventana para poder incluir en ella uno o varios espejos en su interior. Una vez restaurada la ventana (decapada, pintada, o simplemente barnizada), puedes colocarla en la pared de cualquiera de tus estancias (para dar mayor amplitud) o encima de alguna mesa o mueble a modo de aparador o cómoda con espejo.

No hay comentarios

Escribir un comentario

No publicaremos tu email